Mediación escolar en párvulos en Chile

Por Sonia Mora Beltrán. La presente experiencia nació en un nivel de kinder de la ciudad de Santiago de Chile en el año 2002, como resultado de una investigación exploratoria, para optar al grado de Magíster en Educación. La investigación se basó en la aplicación de un modelo de mediación híbrido llamado Modelo de Mediación Conciliadora y la elaboración y aplicación de una intervención social.

MODELO DE MEDIACIÓN CONCILIADORA
Su objetivo es brindar la oportunidad para que las partes en conflicto, con el apoyo de un tercero imparcial, participen activamente en un encuentro basado en la comunicación, con el fin de facilitar el conocimiento y comprensión de sus posturas, vivencias, sentimientos e intereses, a partir de los cuales se provoca un reencuentro en la relación, llegando o no a un acuerdo.

La elaboración del modelo de mediación consideró dos pilares fundamentales:

  1. Características evolutivas de los párvulos, tales como la necesidad de inmediatez, periodos cortos de atención, concreción y presencia de conflictos sencillos, por tal motivo conviene aplicar la mediación a niños a partir de los tres años, antes no se recomienda por el egocentrismo que caracteriza a esta etapa, más el grado de madurez social, del lenguaje y cognitivo.
  2. Características relevantes de los modelos de mediación tradicionales, de Harvard, Circular Narrativo y Transformativo, obteniendo como resultado un modelo de mediación que consta de tres etapas que se puede aplicar en una sesión de aproximadamente 5 a 10 minutos.

ESTRUCTURA DEL MODELO DE MEDIACIÓN CONCILIADORA
El modelo está constituido por tres etapas o fases:

  1. Primera Etapa “Etapa de la Descarga
  2. Segunda Etapa “Etapa de la Propuesta de Soluciones
  3. Tercera Etapa “Etapa del Acuerdo y Reencuentro

A pesar de que Modelo de Mediación Conciliadora es simple, requiere que las personas que lo apliquen a los párvulos, conozcan y manejen la etapa evolutiva de los infantes, además de una serie de condiciones técnicas previas que se deben prever para asegurar el éxito de la aplicación, por ejemplo la acogida que se le da a los infantes en conflicto y afectividad, entre otros.

INTERVENCIÓN SOCIAL EN PÁRVULOS
La intervención social está basada en la aplicación de un módulo de actividades, que contempla una actividad por semana en un tiempo aproximado de tres meses, durante este periodo se sensibiliza a los infantes con los contenidos y habilidades sociales respectivas. Las actividades incluyen cuentos, rimas, obra de títeres especialmente creados para aterrizar el contenido.
La intervención social contempla una evaluación diagnóstica y sumativa.
Después del periodo de sensibilización la educadora de párvulos comienza a aplicarla mediación en la medida que se presentan los conflictos en la rutina diaria.
Esta intervención social, también a las educadoras de párvulos, quienes son capacitadas y a los padres y apoderados, en ella se pudo observar los beneficios que brinda la mediación escolar al rol de la educadora de párvulos, la optimización de las relaciones interpersonales de las niñas y niños y a la integración y participación de los padres y apoderados.

EVOLUCIÓN DE LA EXPERIENCIA
La presente experiencia, la he seguido aplicando y perfeccionando en los cursos de párvulos que he tenido a mi cargo a la fecha, además el hecho de prestar asesoría a diferentes establecimientos escolares y exponer seminarios sobre el tema, ha permitido compartir experiencias, opiniones y sugerencias, perfeccionando de este modo tanto el Modelo de Mediación Conciliadora y las intervenciones sociales.
La mediación escolar en Chile a nivel de párvulos está en sus primeros pasos, existen algunas experiencias basadas en modelos de mediación tradicionales, el gran aporte de la presente experiencia radica en la creación del Modelo de Mediación Conciliadora o Modelo de Mediación para Párvulos, el cual por sus características y la de los niños y niñas pequeños, constituye, un recurso pedagógico, que permite desarrollar habilidades sociales, cognitivas y lingüísticas en los infantes, además de desarrollar un espíritu de convivencia colaborativo y democrático, entre otros beneficios. Cabe destacar que a través de la experiencia se ha comprobado que el Modelo de Mediación Conciliadora, puede ser aplicado en conflictos simples en personas mayores o adultos.
Como todo aporte nuevo e innovador, la mediación escolar ha sido difícil de implementar en el sistema escolar, dando sus primeros pasos como intervenciones sociales, pronto llegará el día en que la mediación escolar esté incluida en las mallas curriculares de la formación docente y en los proyectos educativos de cada colegio. ¡sigamos adelante!

R.P.I.139.776

Contacto
Sonia Mora Beltrán:
Educadora de Párvulos, Licenciada en Educación, Magíster en Educación, con Mención en Orientación, Relaciones Humanas y Familia, Diplomado en Mediación Familiar
Email: polysm@123mail.cl
Fono: 4940490 ó 8500504 Santiago de Chile, código 02
Celular: 09 17833470

El modelo estratégico de mediación

Autor: Dr. Rubén Alberto Calcaterra

Abogado, Mediador, Titular de la Cátedra de Negociación, Mediación y Resolución de Conflictos de la Facultad de Derecho de la Universidad de Palermo, Director del Instituto de Administración, Prevención y Resolución de Conflictos del Colegio de Abogados de San Isidro.

Fundación CEMFA Email:cemfa@infovía.com.ar

1.- Introducción

La primavera italiana de 1989 marcó el comienzo de un proceso de investigación en materia de Resolución de Conflictos, cuyos desarrollos vieron la luz en Barcelona, España, a comienzos de este año 2002[1], con la formulación del modelo estratégico.

Como toda construcción científica que aspiraba y aspira a otorgarle un campo propio a lo que todavía se presenta como una práctica novedosa, ese proceso de investigación demandó la apropiación de saberes provenientes de diferentes campos y la necesidad de superar la dificultad inicial e inevitable de la carencia de la práctica misma en términos cualitativos y cuantitativos suficientes[2].

Es decir, fue necesario superar la limitación que se produce cuando la práctica es todavía insuficiente para informar a la teoría, cuya ausencia, a su vez, provoca el desarrollo de una práctica sin leyes que la gobiernen.

Continuar leyendo “El modelo estratégico de mediación”

Las relaciones humanas en las escuelas de Puerto Rico: un estudio sobre la convivencia escolar y sus implicaciones

Por Rafael Juarbe Pagán. Introducción: No hay duda que uno aunque pretenda no puede desligarse de un bagaje que te marca y condiciona en cada paso de vida. Por lo anterior no puedo negar que asumo mi responsabilidad dentro de este panel, desde mi pasado y presente como asesor de un Sindicato que representa al sector no docente del Departamento de Educación y como parte de una formación académica en una Facultad de Derecho[1] que atenta contra un sistema judicial enfocado en enaltecer la toga magisterial y el culto insensato e insensible a los juicios desmedidos.

Con ese preámbulo que me pone en perspectiva, participo de la evaluación del estudio realizado por la fundación SM sobre la convivencia escolar y sus implicaciones[2]. Me enmarco en ese pasado y en mi experiencia como mediador en especial como promotor de proyectos de mediación escolar en diversas escuelas públicas en Puerto Rico.

Desde esa coordenada dividiré mi participación en dos fases. Primeramente haré unos señalamientos específicos sobre el estudio y algunos elementos que resultan desde mi parecer indispensable enmendar a futuro y la segunda parte, dirigida a interpretar el resultado en función de la filosofía propia de lo que la mediación como mecanismo de resolución adecuada de conflicto pretende o significa.

La mediación o el manejo de los conflictos no es un mero asunto de atender las relaciones que se dan entre dos personas o más, para alcanzar un acuerdo satisfactorio a ambas. Limitarla a ello y reducir  su función es significativo de un mal uso e interpretación del concepto. La filosofía ulterior es el protagonismo que asume la ciudadanía en el manejo de sus asuntos más cotidianos dentro de la vida en sociedad, para convertir su participación en una tarea común de fácil traslado a aspectos más significativos de la vida colectiva.

Es por tanto un proceso político donde desde lo inmediato se pasa paulatinamente a perder ese miedo a la capacidad de la convivencia social colectiva. No delegar este protagonismo como se ha hecho de manera común a un porcentaje o puñado de la sociedad (entre ellos 15 mil abogados), es la base que podrá permitir el desarrollo de un apoderamiento ciudadano en sus entornos inmediatos, retomando una voz que o ha sido extraviada o nunca ha sido poseída.

Desde lo anterior comienzo reconociendo el gran valor que posee el estudio a evaluar. Ubicado dentro de él y en la coordenada anterior empiezo con mucho respeto señalando que de la muestra tomada hay un sector ausente de vital presencia. El sector No Docente no formo parte de la muestra a pesar de que los objetivos están claramente enfocados en el estudio de la convivencia escolar y es este sector base fundamental representando cerca de 25 a 30 mil empleados públicos. No cabe duda desde mi humilde percepción que le resta a dicho sector continuar negociando un convenio colectivo diario de lo que he llamado cláusulas emocionales donde su existencia no pase desapercibida provocando que ocurra como en el relato del libro “El laberinto de la soledad”, donde su autor Octavio Paz cuenta, que al oír un leve ruido en el cuarto vecino, preguntó en voz alta: “¿Quién anda ahí? La voz de una ama de llave recién llegada de su pueblo contestó: “no es nadie señor, soy yo”.

Elementos sobresalientes del estudio:

Dejando clara la recomendación de incluir activamente ese sector, el estudio particularmente plantea infinidad de vertientes que pueden ser analizadas de manera extensa. Ahora bien me mantendré en unos elementos que vale la pena destacar desde mi posición en esta primera presentación:
 
Participación en la resolución de conflictos escolares:
El 54.4% de los entrevistados entiende que no se toma en cuenta las opiniones de los estudiantes a la hora de resolver problemas en la escuela. Este aspecto representa que 11 de cada 20 estudiantes no se sienten parte de la solución, promoviendo una cultura o una percepción de participaciones limitadas.

A tal muestra se suma que un 48.5% de los estudiantes perciben que ha habido una evolución del conflicto en las escuelas en los últimos años diferenciado únicamente por un 6% con los maestros. El combinado nos plantea que ante una percepción de una mayor evolución del conflicto, el número de protagonistas ha sido reducido a menos del 45% de los miembros de la comunidad. Elemento que plasma una delegación patente de que solo algunos son los llamados a proveer la solución.

Causas del conflicto:

Cuando pasamos al tema de la causa de los conflictos los estudiantes se auto incriminan y piensan que el 78.2% reside en ellos, ya sea por que son conflictivos, por que van por la libre o porque no respetan la autoridad. Mientras que apenas el 21.7%, enfocan las causas en los maestros por intolerantes o falta de autoridad. La percepción anterior no cambio prácticamente en la muestra docente. Del resultado se desprende que se enfoca la causa del conflicto en la persona y no en el problema mismo no atendiendo las 5 causas centrales definidas casi a consenso divididas en, problemas de valores, intereses incompatibles o percibidos como tal, problemas de información, relaciones entre personas o fuerzas estructurales.

Solución de los conflictos:

Desde el punto de vista de la solución de los conflictos parece preocupante o reflejo de una realidad global y local, la manera en que se resuelven estos. Un 55.1% piensa que mediante el diálogo se resuelve el conflicto (lo que parece un punto de partida para trabajar), pero un 44.1% opina que mediante el castigo y la sanción.

Aprovechando el momento creo que se puede establecer una relación con los datos recientes del Centro Internacional de Estudios Carcelarios del King’s College de Londres, que muestra que nuestro modelo mas inmediato y de mayor influencia local Estados Unidos, posee 751 presos por cada 100,000 habitantes. Puerto Rico reduce a un poco menos de la mitad (375 presos por cada cien mil) pero ello significa 250 mas que la media mundial.

Esto refleja una sociedad muy punitiva que a través de la norma siempre desea identificar un responsable y como tal aplicar un castigo utilizando elementos ajenos al manejo adecuado de conflictos que intenta humanizar, sensibilizar y prevenir su escalada para que las alternativas no sean reducidas al mundo del castigo.

De los tres elementos tomados como los que mas resaltan al tema que nos corresponde, se refleja:

  1. Casi 8 de cada diez estudiantes se siente responsables de las causas del conflicto reduciendo el asunto a la persona y no al problema.
  2. A pesar de lo anterior tenemos que más de la mitad de la comunidad escolar que no se siente parte ni tomada en cuenta a la hora de resolver problemas escolares.
  3. 9 de cada 20 opina que el castigo es la forma de resolver habitualmente los conflictos en las escuelas.
En resumen tenemos un estudio que nos dice que 8 de 10 estudiantes se siente la causa y mas del 50% no se sienten parte de la solución y donde el 45% entienden que los conflictos se manejan de manera punitiva. Este resultado pone de manifiesto que nuestra función no es determinar cual es la mejor sociedad posible, sino crear las condiciones para la discusión acerca de la sociedad posible que podamos generar todos incluyendo a cada quien sin distinguir su coordenada social y mas importante aun sin utilizar el juicio como herramienta de persuasión.
Vivimos en una cultura y se ve en el estudio que tiene muchas dimensiones de intransigencia y de culpas permanentes al otro u otra, pero, al mismo tiempo, que muestra espacios de sensibilidad y solidaridad. Aunque la colaboración y los puentes son de difícil construcción en este país dividido por todo lo aquí evaluado hoy es evidencia contundente que hay que refundar la construcción de nuestras escuelas y basarlas en la colaboración. Donde la comunidad funja como un espacio de ese tan anhelado mundo posible”, el que nacerá  en el momento exacto en que el, “tengo una cosa que enseñarte sea sustituido por la actitud del tenemos algo que aprender juntos”, con relaciones igualitarias también en el saber. En una sociedad donde uno sepa lo que todos pueden saber, y donde uno tenga lo que todos pueden tener, y donde la propiedad y el conocimiento no se transformen en instrumentos de dominación.

Comparto como reflexión final una reseña reciente al próximo libro de Eduardo Galeano Los invisibles:
Cuenta la historia oficial que Vasco Núñez de Balboa fue el primer hombre que vio, desde una cumbre de Panamá, los dos océanos. Los que allí vivían, ¿eran ciegos?
¿Quiénes pusieron sus primeros nombres al maíz y a la papa y al tomate y al chocolate y a las montañas y a los ríos de América? ¿Hernán Cortés, Francisco Pizarro? Los que allí vivían, ¿eran mudos?
Lo escucharon los peregrinos del Mayflower: Dios decía que América era la Tierra Prometida. Los que allí vivían, ¿eran sordos?

Después, los nietos de aquellos peregrinos del norte se apoderaron del nombre y de todo lo demás. Ahora, americanos son ellos. Los que vivimos en las otras Américas, ¿qué somos?

No hay tarea más dramática que transformar muchas de las visiones plasmadas en el estudio aquí evaluado y luchar contra filosofías que clonifican un modo de pensar y de actuar de dejadez, que reproducen la miseria enmarcado en delegar en un puñado el destino de sociedades enteras. El reto no es luchar por destacar cualquier elemento propio y si promover que la humanidad y sus estructuras no nos sigan segando, enmudeciendo, ensordeciendo y eliminando identidades para imponer visiones particulares y únicas.

Para finalizar tomo como buenas esas premisas del chileno Humberto Maturana: el amor o el amar es la “conducta en la que tratamos al otro como un legítimo otro en convivencia con nosotros mismos” (Maturana 1994: 36). En esta emoción, el otro u otra no tienen que disculparse por ser. El amor, promueve el cambio desde el deseo, desde la preferencia y abre espacios multidimensionales a todo lo posible en el hacer.

Si alguna vocación reclama el manejo de los conflictos escolares y en general, es basar nuestras acciones en el amor, definido como la aceptación del otro u otra como un legítimo o legítima otro u otra, donde la voz de cualquier ama de llave, o persona de este planeta recién llegada de su pueblo se reconozca y sea reconocida y no marginada a las espera de una instrucción de un jerarca mayor.

Por Rafael Juarbe Pagán

Email: pitirre3@yahoo.com
[1] La Facultad que se hace referencia es la Facultad Eugenio María de Hostos de Mayagüez, constituida hace casi 15 años con la misión de Formar juristas de pensamiento crítico, sensibilidad ética y conciencia social, capacitados para una práctica profesional de excelencia.
[2] El estudio se titula “Las relaciones humanas en las escuelas de Puerto Rico: un estudio sobre la convivencia escolar y sus implicaciones”
Descargar el estudio  realizado por la FUNDACION SM “Las Relaciones Humanas en las Escuelas de Puerto Rico: un estudio sobre la convivencia escolar y sus implicaciones”: (sólo usuarios registrados)

Mediación

Concepto
En general podemos decir que es un procedimiento en el cual, las partes, ayudadas por un tercero que no tiene facultades de decisión, intentan resolver un conflicto. “La mediación es un proceso negocial que con dirección de un tercero neutral, que no tiene autoridad decisional, busca soluciones de recíproca satisfacción subjetiva y de común ventaja objetiva para las partes, a partir del control e intercambio de la información, favoreciendo el comportamiento colaborativo de las mismas” (1).
“El dispositivo d ela mediación otorga la palabra a los sujetos que padecen y el mediador escucha, desde una posición neutral, sus relatos (verdades que en tanto sujetos se constituyen en verdades subjetivas) para evaluar (éste es el saber del medidor) si podrán diseñar estrategias consensuadas y conseguir aquello que dicen necesitar y acompañarlos en este procesos sosteniendo su conflicto.(2).Características de la Mediación:

  • Voluntariedad.
  • Confidencialidad
  • Autocomposición
  • Cooperación
  • Acento en el futuro.
  • Informal pero con estructura.
  • Economía de tiempo, esfuerzos y dinero
  • Se puede lograr acuerdos que van más allá de la disputa inicial
  • Mejor índice de cumplimiento de los acuerdos.
  • No se pierden derechos

1) Calcaterra Rubén R. “La Ley: Suplemento de Resolución de Conflictos”, Bs.As. 16-12-96-pág.11
2)Aréchaga, Brandoni y Finkelstein, Acerca de la Clínica de la Mediación. LIB. Histórica

Avances de la Mediación en Tierra del Fuego

Por: Ulf Christian Eiras Nordenstahl La experiencia que lleva a cabo el Poder Judicial de la Provincia en cuanto a la implementación de la mediación como un método de resolución de controversias ha observado un notable avance en el año 2008. Tanto es así que en este segundo año de funcionamiento del Plan Piloto de Mediación en Río Grande ingresaron al Centro de Mediación 279 casos y en Ushuaia 168. En el mismo período se realizaron en Río Grande 104 mediaciones y en Ushuaia 73. En ambos Distritos Judiciales el índice de acuerdos logrados alcanzó más del 80%, superando de esta manera la media nacional. En lo que va del presente año sigue creciendo la cantidad de casos ingresados a este servicio.

Continuar leyendo “Avances de la Mediación en Tierra del Fuego”

Acerca de la violencia en las escuelas (o la pérdida del valor de la palabra)

Por DANIEL F. MARTINEZ ZAMPA  A diario  los medios de comunicación nos informan sobre casos de violencia que se dan en las instituciones educativas.
Ante este tipo de situaciones la primera reacción es buscar los “culpables”, intentando entrar en la lógica binaria de los “buenos y malos” .Así se “culpa” a las autoridades de las escuelas,  del ministerio, la sociedad, los padres, los medios,  la política educativa, etc, etc, Si bien nos alarmamos cuando ocurren estas situaciones, las mismas no surgen en forma súbita, son producto de procesos que muestran en su camino “signos” que muchas veces no son advertidos a tiempo, quizá con la ilusión que las “cosas se solucionarán solas con el tiempo” Los estudios demuestran que los conflictos no tratados a tiempo generalmente terminan escalando hasta llegar a consecuencias destructivas. Reclamamos puntuales no escuchados a tiempo derivan hacia cuestiones generales contagiando a otros grupos.

Continuar leyendo “Acerca de la violencia en las escuelas (o la pérdida del valor de la palabra)”

¿Que puede aportar la mediación a la relación deudores y acreedores?

Por Daniel F. Martínez Zampa. Artículo publicado en Diario “Norte”. Febrero 2003,

Hemos leído en “Norte”, en su edición del día 4 de febrero de 2003 que el Poder Ejecutivo Nacional, por vía de Decreto de Necesidad y urgencia ha establecido una instancia de mediación obligatoria entre los deudores y acreedores bancarios. Luego el decreto fue modificado calificando la instancia de “voluntaria” A propósito de tal información y dado que en nuestra provincia existe similar situación no sólo con deudores hipotecarios, sino también con créditos tomados por los productores agropecuarios nos interesa aclarar acerca de la misma para que el lector comprenda los alcances y qué se puede esperar en este marco.

Continuar leyendo “¿Que puede aportar la mediación a la relación deudores y acreedores?”