Presentación del libro Historia del Centro Público de Mediación

El  23 de junio se presentó el libro HISTORIA DEL CENTRO PUBLICO DE MEDIACIÓN conexo al Poder Judicial de la Provincia del Chaco en sus 20 años. Una tarde llena de emociones porque coincidió con nuestra matriculación como mediadores, foto que ilustra su tapa. Un gran honor haber sido parte de esta historia y recibir la invitación para colaborar con el libro.
Tarde de emociones al poder compartirla con mi papá que fue quien me llevó a hacer el primer curso de mediación y de alguna manera cambió mis planes profesionales. Recuerdo una frase que estaba en una biblioteca en mi casa que decía “Dios escribe recto con líneas torcidas”. Cuando me recibí de abogado hace más de 26 años no imaginaba este lugar .
Tarde de emociones al poder reencontrarme con colegas con quienes iniciamos este camino hace 20 años.
También tarde de reflexión sobre el camino recorrido, las expectativas y el lugar alcanzando.
Tarde de reflexión al escuchar a colegas con cierta desilusión porque esperaban que hoy estuviéramos en un punto más avanzado.
Tarde de recuerdos para aquellos colegas que ya han partido a mediar con Dios.
Pero también tarde de esperanzas al recibir una inyección de ánimo con el entusiasmo y empuje de la Dra. María Luisa Lucas, las palabras de aliento de la Dra. Gladys Alvarez que bregó por la implementación de la ley de mediación familiar y las reflexiones siempre acertadas de Damián Dalesio.
Tarde de nuevos ánimos al encontrarme con todo el equipo del Centro Público de Mediación y sus delegaciones y reconocimiento al titánico trabajo diario.
Tarde de nuevos ánimos al ver el entusiasmo de los mediadores que tomarán nuestra posta en el futuro.
En síntesis …. Una tarde para guardar en un lugar especial del corazón

 

 

 

Cuidar la mediación y los mediadores

En el evento de presentación del Libro por los 20 años de la Mediación, el Dr. DAMIAN DALESIO habló de cuidar la mediación. Sus palabras se sumaron las de las Dras. María Luisa Lucas y Gladys Alvarez .
Mientras hablábamos de la mediación y sus logros que son inobjetables, por otro lado colegas con los que empezamos el camino de la mediación me manifestaban su “desilusión” porque algo que arrancamos con muchas fuerzas, luego se fue diluyendo y hoy nos encontramos que, nuestra provincia, pionera en materia de mediación y leyes sobre la temática, tiene, por ejemplo una ley de mediación familiar prejudicial obligatoria desde 2009 que aún hoy no cuenta con una plena aplicación, o una ley de mediación penal que va a cumplir 15 años y aún no tiene plena vigencia, o una ley de mediación escolar que desde 2006 está en el limbo porque la ignorancia de las autoridades en ese entonces hizo que se tirara por la borda años de trabajo con muy pocas voces que se preocuparan por ello en su momento , o una ley general de mediación que quedó a mitad de camino al sólo “promover” la mediación. Continuar leyendo “Cuidar la mediación y los mediadores”

ANTE EL INICIO DE UN NUEVO AÑO ESCOLAR… (Acerca de la necesidad de “mirar” el clima áulico e institucional)

El inicio de un nuevo ciclo lectivo  genera también un nuevo espacio en el que docentes y alumnos deben convivir varias horas diarias. Este espacio de convivencia también abre la posibilidad de conflictos, que, cuando no tienen canales adecuados para su reconocimiento y  gestión pueden derivar en situaciones que afecten el desarrollo tanto pedagógico como institucional o en hechos de agresiones y violencia que afecten la calidad de la educación.

Las urgencias de lo cotidiano , la necesidad de innovar e incorporar las nuevas tecnologías al aula,  en ocasiones no permite visualizar la importancia de la convivencia y el “clima” institucional  que se manifiestan como silencioso telón de fondo de todas las prácticas docentes.


El Poder en los Conflicto Interpersonales Docente – Estudiante

 

Arellano de L Norka

Tinedo Yasmarily

Resumen

Este articulo está   fundamentado en la Investigación Conflicto Interpersonal Docente – Estudiante y su Incidencia en el Desempeño Laboral del Educador, trabajándose el objetivo especifico: Describir la forma de manifestación del poder, como fuente generadora de conflictos interpersonales entre Docente – Estudiante de Diversificada. En relación a la manifestación del Poder, se basó en el estudio clásico de French y Raven (1959), Iturralde (2000), Alcover (2008) entre otros y en lo que respecta Conflictos interpersonales, se consideraron los aportes de: Rejano (1998),   Hellriegel (2004), (Jiménez, 2004) entre otros.    Su metodología ubicada en el paradigma positivista cuantitativo, con un carácter descriptivo. La muestra  constituida por 140 estudiantes y 33 docentes.

Los resultados  analizados, identificaron  que las respuestas mayoritariamente  estuvieron orientadas al poder coercitivo, como principal forma de poder empleada por el docente. En función de ello se propone un ejercicio positivo del poder, democratizándolo y de ésta manera influir  en  los estudiantes evitando que se formen alianzas que intenten acceder al control de la institución por sujetos que generen violencia, a través del poder autocrático e ilegitimo.

 

Palabras Claves: Poder Legitimo, Poder Coercitivo, Conflictos interpersonales

Artículo completo disponible para usuarios registrados. Ingrese su nombre de usuario y contraseña o Regístrese ahora

 

Resolución de conflictos: el desafío de la escuela hoy

Prof.-Mediadora Norma Bessone. e-mail: nabes2@hotmail.com

Las instituciones educativas pueden considerarse como organismos vivos, dotados de  una dinámica determinada, características particulares conferidas por los miembros que los constituyen y que generan entre sì modalidades de relaciones especìficas, formas de vincularse que hacen de cada institución única e irrepetible. Dicha cultura institucional puede presentarse como màs rìgida o màs flexible en relaciòn a otras y con determinados tipos de conflictos y modalidades de afrontamiento de los mismos.

Entendiendo que los conflictos forman parte de las relaciones humanas y que las instituciones escolares se encuentran atravesadas por los mismos, podemos hacer extensiva a las escuelas la necesidad de revisar los diferentes conflictos presentes en ella y las modalidades de resolución  que se hacen indispensables para superarlos. Por ello a los conflictos hay que admitirlos como parte de la vida cotidiana de las instituciones y como un elemento màs de la responsabilidad de la comunidad educativa toda, es decir , un aspecto y no un impedimento de cualquier grupo social y del ser humano, la importancia fundamental radica en la “habilidad” para aprovechar el conflicto y transformarlo en una oportunidad para mejorar a partir del mismo.

La mirada que sugiero es absolutamente diferente a muchas otras., polarizando el conflicto como un aspecto positivo que da la oportunidad de hacerse cargo de lo que nos corresponde, plantea una postura activa que confiere la posibilidad de ser parte de la resolución del mismo, de ser cada uno capitán de su barco y no sentirse arrastrado por la situación sin poder hacer nada al respecto. Esto lleva ìmplicito el concepto de habilidad que por definición es una destreza que puede adquirirse, entrenarse, “la habilidad para la resolución de conflictos es entonces una destreza que puede aprehenderse e internalizarse en la persona tranformàndose en un recurso de afrontamiento positivo del sujeto”.

La capacidad para resolver conflictos en forma interpersonal forma parte de una de las cualidades de lo que denomina inteligencia emocional y que hace referencia a las cualidades emocionales que son necesarias en la persona a fin de ser màs eficiente en la vida, básicamente plantean la necesidad de un equilibrio entre lo racional y lo emocional. Las cualidades emocionales necesarias par lograr una buena inteligencia emocional son:

1.    La empatìa

2.    Expresiòn y compresión de los sentimientos

3.    Control de los impulsos

4.    La independencia

5.    Capacidad de adaptación

6.    Simpatìa

7.    Capacidad de resolución de conflictos

8.    Persistencia

9.    Cordialidad

10. Amabilidad

11. Respeto

El término conflicto alude a factores que se oponen entre sì, propios de la interacción humana, como expresión de la diferencia de intereses, deseos y valores de quienes participan en ella. El conflicto es un factor participante de cualquier agrupamiento humano, es un factor de crecimiento, en tanto su resolución implica un trabajo orientado a la obtención de un nuevo equilibrio, màs estable que el anterior. Trasformar el conflicto en una oportunidad para el cambio, es un arte que requiere de habilidades especiales si aprendemos a anticipar un conflicto en potencia y lo encaramos de una forma constructiva,

Podemos definir el conflicto como , una lucha manifiesta entre por lo menos dos partes interdependientes que perciben objetivos incompatibles, recursos escasos e interferencia de la otra parte para alcanzar sus metas.(Kathy Dominici) o como un proceso direccional que se da entre dos o màs partes , donde predominan las interacciones antagónicas y es co-construìdo por las partes.

Los indicios de conflicto son: incomodidad; incidentes;: mal entendidos; tensión y crisis que ya es un indicio evidente de que el conflicto se ha instalado y debemos trabajarlo para solucionarlo o por lo menos evitar la escalada

Frente a una situación de conflicto es posible elegir una actitud ante el mismo, a fin de no caer en una reacción refleja. Puede pensarse que nuestra reacción es natural, pero muchas de nuestras reacciones naturales son hábitos aprendidos en las primeras etapas de nuestra vida o que hemos aprehendido en el transcurso de nuestra existencia .

El conflicto es una perturbación que altera y trastorna la circulación de información y energía y el diálogo es , segùn, Freire, una actitud y  una praxis  que impugna el autoritarismo, la arrogancia, la intolerancia , la masificación. El diálogo aparece como la forma de superar los fundamentalismos  , de posibilitar el encuentro entre semejantes y diferentes, es un diàlogo moral.

Los actos violentos están sujetos a un gran sistema de relaciones interpersonales donde las emociones, sentimientos, y los aspectos cognitivos están presentes y configuran parte del ámbito educativo. El problema comienza cuando se aborda la resolución de conflictos a través del ejercicio de la autoridad del castigo, provocando un clima de tensión en el aula que el docente no puede o no sabe resolver , y queda la cuestión sumergida en el currículo oculto de las relaciones interpersonales y en el clima del centro que lo sustenta.

El conflicto educativo tiene particularidades como:

·         Comienza con un descuerdo ( variable intelectual)

·         El desacuerdo acarrea un quite de colaboración u otro acto negativo como la agresión

·         Esto determina un incremento de la hostilidad

·         Se forman alianzas y se polariza

·         Prolifera ( se involucran los padres, preceptores etc.)

·         El conflicto incide en la vida institucional

Que lo distinguen de los demás y que hace prioritario comenzar a trabajar con ellos lo màs temprando posible.

¿Quiènes son los actores institucionales que primero deberán estar preparados en las técnicas RAC? Considero a los preceptores como eje de la sociabilización y quienes podrán advertir la presencia del conflicto tratando de prevenirlos. El tiempo en la escuela, la relación con sus alumnos los hacen el instrumento idóneo .y el sistema no debe desaprovecharlos.

Trabajando en equipos , serán los promotores que deben intentar cambiar , junto a todos los estamentos, los viejos paradigmas.

Parafraseando a Dora Freid Schitman, sostengo que la resolución alternativa de conflictos (RAC) puede definirse como una pràctica emergente que opera entre lo existente y lo posible. Quienes participan en ella, al construir renovadadas posibilidades en la resolución de sus conflictos, reconstruyendo sus cursos de acción, sus relaciones y se reconstruyen a sì mismo, porque los conflictos  son co-construido por las partes y la solución debe surgir de ellas.

Todas las personas tiene capacidad para aprender habilidades que le servirán para evitar la confrontaciones inútiles y reparar de manera pacìfica las relaciones truncas o deterioradas.

La soluciones “formales” no dan una respuesta adecuada ya que generan insatisfacción a las partes, desgaste, tanto de tiempo como emocional y la recurrencia de los conflictos que aparecen desplazados o disfrazados bajo nuevas pretenciones, pues los actores institucionales muchas veces no encuentran canales adecuados de gestionar sus conflictos.

La implementación , en los centros educativos, de programas de resolución de conflictos son un aporte importante a la cultura del diálogo, el respeto, el consenso y la paz.

Tradicionalmente en  nuestra cultura, el camino para resolver los conflictos es la confrontación  antagónica en los que unos gana y otros pierden. Se busca al “culpable” de la situación para aplicar la sanción. Hoy se intenta trabajar con  nuevas herramientas de resolución pacìfica y colaborativa , siendo las màs importantes y por lo tanto màs usadas la negociación y la mediación.

Estas técnicas RAC (resolución alternativa de conflictos ) son respuestas constructivas para la resolución de conflictos, es un posicionamiento ante la vida, una forma particular de visualizar al otro pero no se puede educar para la paz sin una transformación personal. Implica además , como método de enseñanza, la formación para la vida en democracia.

Asì los programas RAC nos permiten:

1.    Incrementar la comprensión del conflicto y de su relaciòn

2.    Expandir un repertorio de habilidades para establecer la Paz

3.    Examinar las conductas y actitudes para evaluar como contribuyen a los conflictos de la clase y su resolución

4.    Lograr la Paz con estas cualidades: cooperación, comunicación, tolerancia, expresión positiva emocional y resolución de conflictos-

Enfoco el problema de la conflictividad escolar como algo interactivo y sistémico y no solo personal de los alumnos proponiendo un modelo de acción netamente pedagógico abogando por la necesidad de iniciar el desarrollo de habilidades socio-personales como objetivo educativo que favorezca la convivencia en el centro educativo y como preparación para la vida social.

Los siguientes pasos facilitan su análisis:

·         Asumir que  existe un conflicto.

·         Describir el conflicto y pensar còmo se originò, còmo evolucionò y cuàl es la situación actual-

·         Describir el ámbito en que se desarrolla .

·         Pensar què sentimientos  me provoca.

·         Pensar en lo que tengo que ver yo en lo sucedido..

·         Ponerse en el lugar del otro, es decir, ver las otras caras del conflicto.

·         Describir que percepciones crearon o complican el conflicto.

·         Describir que esquemas llevaron a entender las circunstancias de ese modo.

·         Pensar si existen valores que se enfrentan.

Conclusión:

1.     El conflicto es una parte de la vida que puede usarse como oportunidad de aprendizaje y crecimiento personal por parte de todos los estamentos de la instituciòn escuela ;

2.    como el conflicto es inevitable, el aprendizaje de las habilidades de resolver conflictos es tan “educativo” y esencial para el éxito a largo plazo como el aprendizaje de la historia y la geografía;

3.    Animar a los estudiantes en disputa  a resolver las causas del conflicto que en un momento determinado los enfrenta, de manera colaborativa, es, por lo general, un método mas efectivo de prevenir futuros conflictos que administrar castigos por las acciones pasadas.

 

Violencia escolar y resolución de conflictos

La violencia con sus nuevos contenidos, sentidos, y manifestaciones ; es un fenómeno que parece  atravesar como una sustancia corrosiva a toda la sociedad y por ende a la escuela. Son las formas no visibles, como la intimidación , el acoso y la hostilidad, las màs  alarmantes porque las vamos aceptando y naturalizando.

La escuela necesita un contexto màs amplio que no solo incluya medidas para prevenir los conflictos sino modos de desarrollar  y sostener patrones constructivos de conducta, entendiendo que los conflictos no resueltos son la base de la violencia y deberá ser la propia institución la que elabore un programa para poder , sino erradicarla .por lo menos contener su avance.

¿Què hacemos en la escuela para educar en la no violencia, para educar para la paz? Serà responsabilidad del cuerpo directivo preparar a la institución para hacer un correcta lectura de la problemática y comprometer a todos los estamentos en el aprendizaje de estrategias que sirvan para crear un clima institucional democrático.

Necesitamos encarar una lucha frontal contra la violencia social e institucional, un reconocimiento irrenunciable a la educación como vìa de la sociabilización y pacificación, y a la escuela como ámbito irremplazable en esta tarea.

No podemos negar, desconocer los conflictos y nuestra responsabilidad en ellos. Debemos evaluar los procesos internos y externos que podrìan estar causando conflictos que derivan en comportamientos violentos. Ante èstos no es posible enseñar ni aprender y no son posibles los vínculos pedagógicos.

Los primeros pasos para trabajar en la escuela las manifestaciones de violencia como fenómenos complejos serán:

Ø  Admitir que los conflictos fuera de control son destructivos

Ø  Instrumentar un programa de prevenciòn de la violencia

Ø  Convertirse en una institución que revalorice el conflicto

Ø  Instrumentar un programa de resolución de conflictos que contemple:

1.      Promover un contexto cooperativo

2.      Entrenar a los actores institucionales en la resolución de conflictos para enseñar a los alumnos y docentes a negociar y mediar.

3.      Emplear la controversia programada para mejorar la enseñanza

 

Prof.Mediadora Norma Bessone
nabes2@hotmail.com

MEDIACIÓN EDUCATIVA- LA FUNCIÓN MEDIADORA DEL PRECEPTOR

Por la prof. Mediadora: Norma Bessone.

Hablar de Mediaciòn en la escuela, en los comienzos del siglo XXI , es a mi entender , hablar de una nueva función de la misma y los docentes, en un contexto social cambiante la capacitación de los alumnos y su familia, una educaciòn en valores. E implica además, como método de enseñanza, la formación para la vida en democracia. Es hora de impulsar desde los docentes una teoría y pràctica educativa que, para aprender a resolver los conflictos pacíficamente , permita a la palabra retornar de su exilio.
La mediación no es solo una técnica para resolver conflictos, sino además, y quizás principalmente, una oportunidad de crecimiento personal y social que se puede aplicar en cualquier momento de la vida.
Su dimensión pedagógica reside en el paso de una cultura de la confrontación a una cultura de la comunicación. Puede desarrollar en los alumnos habilidades que van màs allà de la resolución pacìfica de conflictos….es decir desarrolla habilidades comunicacionales, cognitivas , sociales y emocionales.
Parafraseando a Bush y Folger acuerdo que “el valor de la mediación radica en el potencial no solo para encontrar soluciones a los problemas de las personas sino para cambiar a las personas mismas para bien, en medio del conflicto”.
La mediación es una negociación asistida por un tercero neutral , especialmente entrenado, que facilita la comunicación entre las partes, promoviendo un acuerdo voluntario entre ellos para que alcancen la resolución de sus conflictos de forma cooperativa.

Continuar leyendo “MEDIACIÓN EDUCATIVA- LA FUNCIÓN MEDIADORA DEL PRECEPTOR”

Aportes para pensar la violencia escolar

Cuando los  episodios de violencia ocupan los titulares de los diarios  entramos en apuro por demostrar “que algo se está haciendo” y recurrimos   a las más variadas opciones. A  la más frecuente de buscar el “chivo expiatorio” y expulsarlo, está la de consultar profesionales, hacer talleres,  impulsar iniciativas de leyes, o  en algunos países hasta colocar detectores de armas y policías armados en las escuelas  como tuve posibilidad de observar en algunos países de latinoamérica que tuve oportunidad de visitar. Ninguna de estas acciones ha probado su eficacia real más allá de llevar cierta tranquilidad de  que “algo se hizo”.

Pero el tema de la violencia escolar es mucho más complejo.  Cuando ocurre un  hecho calificado de “violento” en la escuela, éste generalmente tuvo su historia previa, en un problema que  comenzó, fue dando señales y nadie las advirtió hasta que pasó algo calificado como “grave”. En ocasiones actitudes de los adultos ayudaron a reafirmar el círculo.  Una vez que esto ocurre se busca juzgar al mismo con el último tramo de la situación . Es como pretender entender una película viendo los últimos cinco minutos.

Entender lo que pasó no es igual a “justificar” la conducta, pero sí nos sirve para contextualizarla y buscar caminos que nos permitan encontrar vías  adecuadas para que con la sanción el autor reflexione sobre la misma, repare el daño y no la repita.

Pero para ello  se requiere trabajar en las instituciones educativas con herramientas para detectar y abordar lo problemas a tiempo.

También se requiere comprender que la violencia en ocasiones es un comportamiento inadecuado en orden al logro de un objetivo común buscado por todo individuo: pertenecer, participar, ser valorado y lograr estima personal,  que en ciertos casos el castigo, la censura o el propio comportamiento del adulto termina reforzando el círculo de la misma.

Continuar leyendo “Aportes para pensar la violencia escolar”

Facilitación de Diálogos Apreciativos.Generando el cambio en las Empresas y Organizaciones

 

por Franco Conforti

Estructura del trabajo:
Introducción
El rol del operador de conflictos: facilitador
Revisando presupuestos y creencias: en la percepción colectiva.
La importancia de recurrir a las imágenes y recuerdos positivos.
Metodología de trabajo.
Principios del Diálogo Apreciativo.
Etapas del proceso apreciativo.
Condiciones esenciales para el éxito de la intervención apreciativa.
Bibliografía

Introducción

En lo personal, creo que la gestión adecuada de conflictos , está muy próxima a poder ser considerada una nueva disciplina, lo cual seria posible a partir del importante cuerpo teórico (con un objeto disciplinar particular “el conflicto”, con enseñanza en el ámbito universitario, con centros públicos y privados de investigación, etc.), y de la extendida praxis (reglada por gran amplitud de normas jurídicas –leyes, decretos, resoluciones, recomendaciones, etc.-) y con el reconocimiento social de la figura del operador de conflictos  con que cuenta a la fecha.

Tan innegable resulta, que esta nueva disciplina aún está por consolidarse, como que su cuerpo teórico se enriquece permanente por una doble vía: por un lado se nutre de los constantes aportes de la diversidad de metodologías que asisten a su nacimiento , mientras que por otro lado lo hace gracias a las aportaciones de los resultados de la práctica misma que retroalimentan el cuerpo teórico del que doy cuenta.

La gestión adecuada de conflictos, sigue ganando espacios en todos los ámbitos en que se mire y los programas de trabajo varían o se adecuan conforme al tipo de intervención propuesta, dicho en otras palabras conforme al tipo de trabajo y/o rol que el operador de conflictos asuma (facilitación, mediación, diálogos apreciativos, world café, etc.).

La distinción entre los diversos tipos de intervención, está en el objeto que cada una de ellas persigue, distinguiéndose dos grandes grupos:

Métodos, que en su procedimiento, toman como base de su actuación el conflicto: el abordaje del conflicto se realiza desde la comprensión de las diferencias que habitan en el conflicto con el objetivo de superar sus percepciones y efectos negativos. El conflicto, es el objeto de trabajo y todo el proceso gira entorno a conseguir su transformación, sea que se utilicen técnicas para revelar intereses ocultos, como para mejorar la inter-relación de las partes, etc.; y

Métodos, en los que el procedimiento no aborda el conflicto y buscan el cambio creando o construyendo el futuro colectivamente deseado por las partes: aquí se deja de lado el conflicto , para darle protagonismo a aquellas cosas que (aún y a pesar de la existencia de conflictos) sí funcionan. El trabajo y el esfuerzo del proceso se centra en recordar momentos de éxito, para re-crearlos y crear así un futuro deseado de forma conjunta o colectivamente por quienes intervienen en el proceso.

A su vez, el operador de conflictos, hará un análisis de las situaciones para establecer que método o tipo de procedimiento utilizará, lo que en general viene determinado conforme a:

Si el conflicto es manifiesto, la praxis recomienda el empleo de alguno de los métodos que abordan el conflicto. Serán las distintas variables que surjan del estudio del conflicto (escalada, intensidad del mismo, voluntariedad de las partes, etc.) las que marquen el camino o estrategia a seguir, es decir, el empleo de la mediación, negociación, facilitación, orientación, etc.

Si el conflicto no es manifiesto, y se buscan desarrollar acciones o programas preventivos, orientados a la participación, con la finalidad de introducir cambios, la experiencia indica la utilización de los procedimientos basados en la construcción de futuro.

Nos centraremos aquí en los Diálogos Apreciativos , como uno de los segundos procedimientos.

El rol del operador de conflictos: facilitador

Artículo completo disponible para usuarios registrados. Ingrese su nombre de usuario y contraseña o  Regístrese ahora

 

PROVENCIÓN UNA FORMA INTELIGENTE DE RESOLVER CONFLICTOS EN LA ESCUELA

Por Dra. NORKA ARELLANO
 Si se parte del hecho de la existencia de muchos adolescentes educados en situaciones de conflicto violento real o probable, en el marco de sus familias y comunidades, que  han vivido con ansiedad, temor, sensación de desesperanza ante el futuro, y sentimiento de impotencia ante unas fuerzas  más allá de su control, aprender a resolver conflictos, de manera asertiva y creativa, no es tarea fácil,  pero desaprender lo aprendido puede formar parte de un proceso de crecimiento personal, aunado a un sentimiento de capacidad y seguridad.
Este proceso de cambio tampoco es sencillo  para los docentes, pero es tiempo de transformaciones, y la educación como  factor constructor de una sociedad más justa, menos violenta, más participativa, con mejores posibilidades de crecimiento, debe dirigir el proceso en y para la provención del conflicto, lo cual supone en primera instancia  descubrir las bases del poder tanto propio como ajeno, aprender a entender que si bien tengo derechos, también tengo deberes y que el otro también es sujeto de derechos. Es decir el camino debe guiarnos hacia la formación de un ciudadano que hace de la convivencia un principio para su vida en sociedad. Continuar leyendo “PROVENCIÓN UNA FORMA INTELIGENTE DE RESOLVER CONFLICTOS EN LA ESCUELA”