Envidia

Para algunos es un pecado capital; para otros, el combustible de la sociedad moderna. Filósofos, psicólogos, pensadores y novelistas analizan este bajo sentimiento con el que debemos lidiar. Escribe Diana Cohen Agrest. Y además, el crítico y narrador italiano Alessandro Piperno describe con humor cómo funciona la envidia entre escritores y celebridades.
Nota publicada en LA NACION ADN CULTURA.
Para ver el artículo siga el vínculo:
http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=1219065

“Se ha roto la complicidad necesaria entre el profesor y el alumno a través del miedo”

Concha Fernández Martorell es profesora de filosofía. Durante años, fue Directora del IES Mediterrània del Masnou. Ahora imparte clases en el IES Menéndez y Pelayo (Barcelona). Es autora de varios ensayos sobre filosofía contemporánea. En 2008 publicó El aula desierta; la experiencia educativa en el contexto de la economía global (ed. Montesinos). Hay estereotipos que no sólo bloquean el pensamiento, sino que también difunden la sospecha y la desconfianza, paralizando cualquier acción colectiva. Así son sin duda los clichés que se han apoderado de nuestra mirada sobre la escuela: “jóvenes bárbaros”, fruto del “hedonismo de la sociedad” que erosiona “la cultura del esfuerzo” y la “autoridad del profesor”, etc. ¿Qué significa “el aula desierta”? ¿Qué quieres poner al lector ante los ojos con esa metáfora tan potente? ¿No te parece que más que desierta, la escuela esta llena de estereotipos que sería recomendable vaciar antes de empezar a reflexionar sobre ella? Traté de buscar una imagen que pudiera mostrar la dimensión de la utopía escolar que se está preparando desde la política educativa a escala global: su objetivo es vaciar el aula de los valores educativos emancipatorios tan duramente conquistados, presididos por el conocimiento y el arte como creaciones humanas compartidas. Puede resultar una metáfora excesiva, precisamente porque estoy hablando de un espacio vital muy rico y complejo que hay que proteger de ese proceso de desertización a que está expuesto. Esto es lo que pretendo: sacudir al lector desde el principio, que se sienta incómodo al tragarse todos los tópicos que desbaratan la institución escolar y están vaciando el aula, mientras nadie atiende al abandono, a la deserción y a la renuncia por parte de todos…
Para ver la nota completa siga el vínculo:
 http://blogs.publico.es/fueradelugar/99/el-miedo-ha-roto-la-complicidad-necesaria-entre-el-profesor-y-el-alumno  

Hoy la violencia social entra en las escuelas

por Fernando Osorio
 
Cada semana los diarios y noticieros de televisión desarrollan un nuevo hecho de lo que llaman violencia escolar. Adolescentes que se hieren con armas blancas en el patio, padres que atacan al docente por una mala calificación del chico y hasta alumnos que se animan a golpear al maestro y subir esa agresión al Youtube. Para el psicólogo Fernando Osorio, “la violencia social entra en las escuelas y ese es el verdadero padecimientos de las instituciones educativas”. 
El psicólogo Fernando Osorio analiza cómo repercuten los conflictos en las aulas
Especialista en la temática, Osorio explica que “la violencia propia del sistema educativo existió siempre, como los docentes autoritarios”. Pero la diferencia —agrega— está dada porque “lo que no existía antes era una familia estallada, una sociedad convulsionada y una sensación de falta de perspectiva”. El experto preside el comité organizador del Primer Congreso Internacional sobre Conflictos y Violencia en las Escuelas, que se realizará la semana que viene en la Ciudad de Buenos Aires (ver aparte).

Continuar leyendo “Hoy la violencia social entra en las escuelas”

La Mediación Penal: Antecedentes en Argentina y el mundo

Las experiencias de mediación penal y conciliación comenzaron a mediados de los 70 en California (EE.UU.). En nuestro país el modelo conciliatorio se utiliza para los delitos de acción privada y sólo se lleva a cabo si la víctima  y victimario están de acuerdo en hacerla.
La mediación es un proceso en el cual las partes en conflicto, asistidas por un tercero neutral, se reúnen para encontrar opciones, considerar alternativas que hagan viable una solución o acuerdo que se ajuste a sus necesidades.
El derecho penal de fondo determina cuáles son los hechos delictuosos y las sanciones que les corresponden, y luego el derecho procesal penal, de acuerdo con la Constitución, establece las reglas del proceso, instituye los funcionarios que actuarán en el mismo, delimita su competencia y describe la manera y forma en que los distintos actos se llevarán a cabo, para aplicar la ley sustantiva.
El juez, por su parte, resuelve el conflicto mediante la sentencia que ponga fin al proceso. Es el Estado quien mediante una organización jurídica tiene bajo su exclusiva competencia el conflicto penal, tomando para sí la investigación, persecución y condena de todo delito sin importar su gravedad.
Es el principio de legalidad el que marca que es el Estado quien tiene el deber de iniciar la acción penal a través de sus órganos, ante un hecho delictuoso, cuya consecuencia es la necesidad de promoción de la acción penal en forma obligatoria. El principio de oportunidad no rige en nuestro sistema procesal. Para los delitos de acción privada se acepta el principio de disponibilidad.
Para ver el trabajo completo siga el vínculo:
http://legales.com/Tratados/d/dmediacion.html