Acerca de los hechos de violencia en las escuelas: Trabajar en serio es posible, terminemos con los “parches”

Por Daniel Martínez Zampa*. Nuevamente los medios de comunicación nos ponen frente a hechos de violencia en las escuelas, en este caso con ataques hacia los profesores. Cuando ocurre este tipo de situaciones lo primero que se hace es buscar al “culpable” y  desde los ámbitos de decisión  seguramente  se diseñarán  acciones para que los equipos técnicos salgan disparados hacia las escuelas como cuando se “·patea un hormiguero” y al poco tiempo desaparecerán porque no pueden sostener el trabajo en el tiempo.
Estas intervenciones que de alguna manera dejarán la sensación que “algo se está haciendo”, pero sólo son “parches” de dudosa efectividad.
Mientras se sigan viendo los hechos aislados sin preguntarse por las causas y el significado de esos actos no se podrá hacer una intervención efectiva. ¿Qué nos están pidiendo los jóvenes a los adultos  con esos actos? ¿Qué alianzas deberemos reconstruir los adultos frente a los jóvenes? ¿Cómo recuperar la autoridad en las instituciones cuando los docentes son permanentemente desautorizados y deslegitimados  en muchas ocasiones por los padres y  hasta por el propio sistema educativo?
Preguntarse por el significado y el contexto del acto violento  no significa “justificarlo” sino intentar comprender su sentido para buscar la manera más adecuada de abordaje.
¿Estamos dando los adultos el ejemplo revalorizando la palabra  y el diálogo como forma de plantear las diferencias?
El abordaje de estas cuestiones requiere entender que estamos ante procesos y que no existen soluciones mágicas. Existen programas en los diferentes ámbitos de los cuales seguramente ahora las autoridades se acordarán. El trabajo de los equipos técnicos es valioso, sin embargo, mientras no se incluyan estas acciones en una verdadera política pública en prevención, gestión, resolución de conflictos, generación de consensos y convivencia, seguiremos con “parches” de dudosa efectividad.
¿Qué opinan colegas? ¿Cuál es su realidad?

* El autor es Abogado- Mediador- Magister en Adm. Y Resolución de Conflictos. Coordinador EICAME- Centro de Abordaje de los Conflictos. Ha dictado cursos, talleres, conferencias en Argentina, España, México, Ecuador, Panamá, Puerto Rico, Uruguay, Paraguay, Chile.

 

 

La negociación

Cuando se produce un conflicto en los diferentes ámbitos  la primera actitud tiende a ser la de hablar del tema, en un sentido lato podríamos decir que “negociamos”.
A modo de ejemplo en el ámbito educativo (puede ser cualquier otra organización) se producen diferencias entre los padres y la Directora por el funcionamiento del comedor escolar, se cita a una reunión que transcurre entre gritos e insultos personales y no permite avanzar en el tema.
Es decir, se ha intentado “negociar”, pero no se consigue resolver la situación, por lo que el conflicto escala.
En una escuela dos docentes (de Historia y de Educación Cívica) pretenden utilizar el televisor en el mismo horario de clases, las partes conversan, lo que le permite determinar que no necesitaban el mismo durante los ochenta minutos de la clases y acuerdan que uno utilizaría el mismo en los primeros cuarenta minutos y otro en los últimos cuarenta minutos.
Han “negociado” para resolver el problema.

Negociar es una actividad habitual en nuestras vidas, ante un conflicto la primera actitud debería ser la de hablar con la otra parte intentando resolverlo. Pero: ¿Qué es la negociación?. La negociación ha dado lugar al desarrollo de un amplio marco teórico donde se proponen estrategias, que devienen útiles analizar para aplicarlas en los diferentes espacios.
La negociación implica que las partes asumen control de sus disputas sin la intervención de un tercero”La negociación es un medio básico para lograr lo que queremos de otro. Es una comunicación de doble vía para llegar a un acuerdo con otra persona cuando Ud. y otra persona comparten algún interés común, pero también comparten intereses opuestos”
En general, los autores coinciden en ver a la negociación como un proceso de:

  • Resolución de conflictos en el que no se acude a la fuerza;
  • Comunicación;
  • Mutua influencia;
  • En el que deben analizarse las relaciones de poder
  • Que tiene como finalidad la obtención de un acuerdo.

Modelos de negociación
Los “modelos negociacionales” son aquellos tipos que constituyen estilos de negociación específicos. Podemos distinguir dos grandes grupos, los modelos competitivos y colaborativos.
Modelos competitivos
El modelo  competitivo de negociación que se caracteriza por:
La negociación es entendida como un juego de suma cero (lo que gana uno pierde el otro).
Se intenta conseguir objetivos a expensas del adversario.
Posiciones iniciales extremas: se inician las negociaciones con pedidos irracionales e intransigentes, se realizan ofertas ridículas con lo que se afecta el nivel de expectativa del oponente.
Autoridad limitada: los negociadores carecen de autoridad -o esta es muy limitada- para hacer concesiones.
Tácticas emocionales: Ejemplos de ellas son las actitudes exasperadas, gritos, golpes en la mesa, actuación como “víctima” del poder o de la mala intención- no real de la contraparte.
Consideración de las concesiones del oponente como debilidades: ante una concesión del oponente no se actúa en forma recíproca.
Mezquindad en las propias concesiones: se demoran las concesiones y son mínimas.
Ignorancia de fechas límites: actuación como si el tiempo no existiera, y, por lo tanto, o se agotara, sin que existan límites a este respecto.

  • Resolución de conflictos en el que no se acude a la fuerza;
  • Comunicación;
  • Mutua influencia;
  • En el que deben analizarse las relaciones de poder
  • Que tiene como finalidad la obtención de un acuerdo.

Modelos de negociación
Los “modelos negociacionales” son aquellos tipos que constituyen estilos de negociación específicos. Podemos distinguir dos grandes grupos, los modelos competitivos y colaborativos.
Modelos competitivos
El modelo  competitivo de negociación que se caracteriza por:
La negociación es entendida como un juego de suma cero (lo que gana uno pierde el otro).
Se intenta conseguir objetivos a expensas del adversario.
Posiciones iniciales extremas: se inician las negociaciones con pedidos irracionales e intransigentes, se realizan ofertas ridículas con lo que se afecta el nivel de expectativa del oponente.
Autoridad limitada: los negociadores carecen de autoridad -o esta es muy limitada- para hacer concesiones.
Tácticas emocionales: Ejemplos de ellas son las actitudes exasperadas, gritos, golpes en la mesa, actuación como “víctima” del poder o de la mala intención- no real de la contraparte.
Consideración de las concesiones del oponente como debilidades: ante una concesión del oponente no se actúa en forma recíproca.
Mezquindad en las propias concesiones: se demoran las concesiones y son mínimas.
Ignorancia de fechas límites: actuación como si el tiempo no existiera, y, por lo tanto, o se agotara, sin que existan límites a este respecto.

Modelos cooperativos
También denominados “ganar-ganar” o “para la satisfacción mutua” consisten básicamente en que los negociadores alcancen un acuerdo ventajoso para ambos y una victoria total o muy importante, de uno sobre el otro. Los dos deben sentir que han ganado algo y que el resultado de la negociación debe otorgar beneficios aceptables para ambas partes. GANAR-GANAR negociando implica lograr que las partes de una negociación inviertan todas sus habilidades y medios para poder obtener en conjunto beneficios que no alcanzarían por sí solos.

Arbitraje

El arbitraje es un procedimiento por el cual se somete una controversa  por acuerdo de las partes, a un árbitro o a un tribunal de varios árbitros que dicta una decisión sobre la controversia que es obligatoria para las partes. Al escoger el arbitraje, las partes optan por un procedimiento privado de solución de controversias en lugar de acudir ante los tribunales.(1)

Las características principales del arbitraje son:

  • Las partes deben acordar ir al arbitraje.
  • Las partes seleccionan al árbitro o árbitros
  • El arbitraje es neutral
  • El arbitraje es un procedimiento confidencial
  • La decisión del tribunal arbitral es definitiva y fácil de ejecutar

 

(1) Concepto tomado de : http://www.wipo.int/amc/es/arbitration/what-is-arb.html

 

Los procedimientos de Resolución Alternativa de Disputas

Los procedimientos de Resolución Alternativa de Disputas (R.A.D.) también se denominan métodos de Resolución alternativa de disputas y se incluyen a aquellos caminos distintos a los Tribunales para resolver los conflictos.Algunos autores consideran que la terminología correcta sería métodos “adecuados” ya que, para cada conflicto puede existir un camino para su administración o resolución. Este movimiento, pensado originariamente como una alternativa al juicio para resolver los conflictos, actualmente se ha extendido a otras áreas como la empresaria, laboral, escolar, ampliando su perspectiva en el sentido de obtener una adecuada gestión del mismo, entendiendo por ello no sólo su resolución sino también su prevención y administración.

¿Porqué surge este movimiento?
El movimiento R.A.D. surge en el ámbito empresario que busca un sistema menos costoso que el litigio para resolver los conflictos, más rápido y que permita mantener el control sobre el resultado no arriesgándose a una decisión todo-nada que implica un veredicto judicial. Por otra parte, el litigio judicial generalmente lleva a la destrucción de la relación comercial.

Mecanismos R.A.D.

Dentro de los mecanismos R.A.D. se incluyen, entre otros:

  • NEGOCIACION: Es un procedimiento por el cual las partes intentan resolver sus conflictos sin la intervención de un tercero.
  • MEDIACION: es un procedimiento en el cual un tercero neutral ayuda a las partes a resolver sus conflictos-Negociación asistida por un tercero.
  • CONCILIACION: La conciliación está prevista en los Códigos de Procedimientos y se realiza ante el Juez. En algunos países se toma el término conciliación como sinónimo de mediación. Existe otra acepción de esta palabra en el sentido de un procedimiento similar al de la mediación en el que el conciliador puede proponer fórmulas de arreglo conservando las partes el poder de aceptarlas o no.
  • ARBITRAJE: Es un procedimiento en el cual la decisión de la disputa se delega en un tercero (árbitro). Las partes plantean sus posiciones, se puede producir pruebas o no y se dicta un laudo. De alguna manera comparte similitudes con el juicio aunque permite una resolución más rápida.
  • Existen además otras formas R.A.D como ser Cláusulas MED/ARB, Mini Juicio, Previa evaluación neutral, Ombudsman (Defensor del Pueblo).