Códigos intra y extra escolares

Por ARCIDIÁCONO ATILIO JOSÉ  (Puerto Madryn- Argentina) E-mail: solar17@yahoo.com.ar
La Escuela es un espacio social, donde las relaciones personales entretejen el clima institucional- Este clima es resultado de necesidades satisfechas o no, que generan sentimientos, desde donde cada uno y todos nos posicionamos para crear nuestra realidad, así posicionados actuamos de las maneras que lo hacemos-
Si bien muchas veces declamamos o escuchamos, que la escuela debe responder a las demandas de la comunidad, es precisamente en el momento de sentar las bases de un Sistema de  Convivencia, cuando  “exhibimos y desarrollamos” los principios filosóficos que orientarán todo nuestro pensamiento al respecto, lo cual es percibido, intuido o reconocido por nuestros alumno/alumnas.
Podemos ofrecer un ámbito donde nuestros alumnos y alumnas, encuentren canales de comunicación y de construcción de la convivencia escolar u obviar toda producción en conjunto para expresar que somos “los únicos conocedores y sabedores” de lo que “nuestros alumno y alumnas, necesitan”.
No son necesarias las palabras para expresar estas ideas, basta con actuar.
¿Cuál será nuestra propuesta, partiremos de los códigos que nuestros alumnos y alumnas traen y tomándolos como referentes de sus formas de relación, construiremos un puente favorecedor de la comunicación, o por el contrario “encorcetaremos “ a nuestros alumno y alumnas, exigiéndoles el cumplimiento  irrestrictos a normas producidas sólo por adultos y docentes?-
Se trata de abrir canales de comunicación permanente, para poder ser conocedores de las necesidades de nuestros alumnos y alumnas ejercitándonos y ejercitándolos en una conducta práctica del ejercicio de la DEMOCRACIA.

Violencia escolar y resolución de conflictos

La violencia con sus nuevos contenidos, sentidos, y manifestaciones ; es un fenómeno que parece  atravesar como una sustancia corrosiva a toda la sociedad y por ende a la escuela. Son las formas no visibles, como la intimidación , el acoso y la hostilidad, las màs  alarmantes porque las vamos aceptando y naturalizando.

La escuela necesita un contexto màs amplio que no solo incluya medidas para prevenir los conflictos sino modos de desarrollar  y sostener patrones constructivos de conducta, entendiendo que los conflictos no resueltos son la base de la violencia y deberá ser la propia institución la que elabore un programa para poder , sino erradicarla .por lo menos contener su avance.

¿Què hacemos en la escuela para educar en la no violencia, para educar para la paz? Serà responsabilidad del cuerpo directivo preparar a la institución para hacer un correcta lectura de la problemática y comprometer a todos los estamentos en el aprendizaje de estrategias que sirvan para crear un clima institucional democrático.

Continuar leyendo «Violencia escolar y resolución de conflictos»

EMOCIONES, CONFLICTOS Y COMUNICACIÓN EN TIEMPOS DE CUARENTENA TIPS PARA LOGRAR ACUERDOS ARMÓNICOS EN NUESTRAS PYMES FAMILIARES (*)

Como toda organización, las PYMES FAMILIARES están conformadas por personas que desempeñan un rol determinado dentro de la misma, sean o no familiares, estén o no trabajando dentro ella.

En este tiempo, y desde el mes de marzo, los miembros de las Pymes Familiares en Argentina (y desde antes en otros países), han debido reorganizarse, adaptarse, ajustarse a las nuevas circunstancias, generándose así nuevas dinámicas de comunicación y relación, y porqué no, nuevas tipologías de conflictos.

La convivencia, tanto en la empresa como en el hogar, se ha transformado. En muchos casos, los miembros de las Pymes, como también de otras organizaciones y grupos de trabajo, han debido confinarse a sus hogares, conviviendo con sus familiares 24 hs. al día x 7 días a la semana x 30 días al mes. En otros casos, viviendo solos, y siempre adaptándose al trabajo virtual desde el hogar, y a las circunstancias que le presenta su entorno.

Continuar leyendo «EMOCIONES, CONFLICTOS Y COMUNICACIÓN EN TIEMPOS DE CUARENTENA TIPS PARA LOGRAR ACUERDOS ARMÓNICOS EN NUESTRAS PYMES FAMILIARES (*)»

MEDIACIÓN EDUCATIVA. MÁS ALLÁ DE LOS ALUMNOS MEDIADORES

Cuando hablamos de mediación Educativa nos viene a la mente la idea de la formación de alumnos mediadores para intervenir en conflictos entre pares.

Estos proyectos que pueden parecer seductores al tener alumnos mediadores, cuando se centran principalmente en esta formación pueden desaprovechar el valor educativo de la mediación, la posibilidad de sus herramientas para desarrollar las habilidades sociales o para la vida, el desarrollo de los contenidos actitudinales que nos piden los diseños curriculares.

También, en caso de no preparar la institución y limitarse sólo a unos pocos docentes o alumnos, pueden llevar al rechazo interno o resistencias de los demás docentes haciendo caer el proyecto o limitándolo a una pequeña experiencia de unos pocos mirada con recelo por otros, entendiéndola como una pérdida de autoridad.

También, como bien lo señala Florencia Brandoni “Los programas de mediación entre pares que centran su mirada sólo en los alumnos y excluyen la mirada integral del tratamiento de los conflictos en la escuela, corren el riesgo de entenderse como un movimiento más de desresponsabilización de los adultos, un traslado de responsabilidad, o una apelación desesperada a un procedimiento que los excluye, revelando la imposibilidad de regular las relaciones interpersonales de los alumnos. Esto no haría más que seguir minando su autoridad, trasladar a los niños y jóvenes la tarea de administrar los conflictos que tal vez los excedan, y librarlos a la capacidad de su autorregulación, sin ofrecer las coordenadas necesarias para ello” (Brandoni Florencia, Conflictos en la Escuela. Manual de Negociación para Educadores. Eduntref, BS. As. 2017 pág. 39/40)

Continuar leyendo «MEDIACIÓN EDUCATIVA. MÁS ALLÁ DE LOS ALUMNOS MEDIADORES»

Violencia en las aulas: Hay que incorporar detectores de problemas, no de armas

Por Daniel Martínez Zampa. La frase del título le pertence a Julio Werthein. Representante de la UNESCO en Brasil  y encierra una gran verdad. Cuando existe un episodio de violencia en algún establecimiento educativo las autoridades entran en apuro por demostrar “que algo se está haciendo” y recurren  a las más variadas opciones. A la más frecuente de buscar el “chivo expiatorio” y expulsarlo, está la de consultar profesionales, hacer talleres, en algunos países hasta colocar detectores de armas y policías armados en las escuelas. Ninguna de estas acciones ha probado su eficacia real más allá de llevar cierta tranquilidad de que “algo se hizo”.
Continuar leyendo «Violencia en las aulas: Hay que incorporar detectores de problemas, no de armas»