La indiferencia en los centros educativos: ¿indiferencia o hacemos una diferencia?

Si bien el título es amplio, abarcador de muchos y diferentes centros, me voy a focalizar en el nivel primario donde la socialización secundaria que comienza en el nivel inicial, se profundiza. Sin duda este tema se relaciona con la mirada puesta en el alumno. La atención, la palabra y la intervención oportuna son fundamentales en la prevención de los conflictos, en su rápida gestión si ya se han instalado y en su contención si no hemos llegado a tiempo para evitar su  escalada.

En nuestras sociedades postmodernas muchos niños están solos. No importa a cuál clase social pertenecen. La vulnerabilidad no reconoce estratos, status o riqueza material. Los roles en las familias han ido modificándose. Por necesidad o deseo de superación los padres pasan muchas horas fuera del hogar. Los chicos quedan al cuidado de niñeras o familiares frente a un televisor o con más suerte a una computadora. Cuando vuelven a sus casas cansados luego de una larga jornada laboral ya no hay tiempo ni deseos de escuchar a los hijos. Sus preguntas, sus relatos del día, resultan insignificantes ante el ajetreado e importante día de los progenitores.

Continuar leyendo «La indiferencia en los centros educativos: ¿indiferencia o hacemos una diferencia?»

ESCUELA Y CONFLICTOS

Por Silvia del Río.
E- Mail:  sndelrio@hotmail.com
Todos hemos escuchado la trillada frase “los niños son el futuro de una nación”. Tristemente muchas veces queda sólo en palabras vacías de sustento ¿Qué hacemos por ellos? Cuando algunos se convierten en marginales olvidamos que hasta hace poco eran “nuestro futuro”. La condena social luego es implacable. Un joven de catorce, quince o dieciséis años aún está en la etapa de construcción de su aparato psíquico. Estamos a tiempo de intervenir en su realidad y lograr cambios ¿Cómo? Desde el comienzo.

Hoy los chicos están solos y esto se ve en todas las clases sociales. El deseo insaciable de consumir, la inversión de la escala de valores, donde “tener” es más importante que “ser”, mostrarse exitoso más imperativo que actuar con éxito desde el afecto y la contención, ha llevado a muchos padres a no mirar, no escuchar, no registrar las verdaderas necesidades de sus hijos. En su lugar, la carencia de afecto y presencia activa en sus vidas es reemplazada por bienes materiales. Esto es también violencia y se traslada a la escuela. “Los chicos buscan llamar la atención con su conducta”, otra frase recurrente. Y es verdad, necesitan ser identificados, mirados, tenidos en cuenta, reconocidos como sujetos.
Continuar leyendo «ESCUELA Y CONFLICTOS»