Vivir y trabajar en paz hacia la paz

Por Graciela Curuchelar
Introducción
Coincidimos con los investigadores que sostienen que las “personalidades están determinadas por la interacción entre su dotación genética y las condiciones de su educación” influenciadas por una multiplicidad de factores de riesgo.
Los que estamos preocupados por las graves consecuencias que origina la violencia, debemos mancomunar esfuerzos y comprometernos con algunas ideas-fuerza que nos permitan promover una cultura de la no violencia.

La misma estará orientada a preservar los valores fundamentales de la condición humana como: la libertad, la solidaridad, la paz, la justicia, el afecto, la equidad, la ética, el respeto mutuo y los estilos de vida sanos y saludables para todos sin ningún tipo de exclusiones ni discriminaciones.

Conflicto
Podemos decir entonces que los conflictos son situaciones en las  que dos o más personas están en desacuerdo porque perciben la realidad de manera diferente en el mismo momento, en los que se ve afectada su relación vincular y que son atravesados por los sentimientos, emociones y escala de valores que cada parte tenga. Dicha relación puede ser fortalecida o deteriorada según cómo sea el proceso de resolución del conflicto

Los conflictos no son ni buenos, ni malos. Son. Son parte de la vida. Son naturales. Ocurren. No valoramos los conflictos por buenos o malos, sino como una posibilidad de cambiar algo.
Si los conflictos no existieran, no habría nada que cambiar. Si el caos no existiera, no habría nada que ordenar. Ir del caos al orden, del conflicto a cómo resolverlo es el desafío de este curso. Para que exista un conflicto hay una movilización de los motivos que generan el conflicto. Esos motivos emergen de un estado pasivo a uno activo, buscando su realización concreta.
No se trata, entonces, de pensar que “no debo tener  conflictos” sino de “cómo resuelvo los conflictos”.

El conflicto es un proceso esencialmente dinámico porque hay interacción La interacción genera un cambio y el cambio se genera por una conversación transformadora de los vínculos.
El cambio del conflicto está en uno mismo. Es indispensable empezar a pensar en dirigir la atención hacia el conflicto y no hacia la otra persona. Entender que no es contraproducente intentar cambiar al otro, ya que mientras uno intente convencerlo, el otro opondrá resistencia, potenciándose la escalada del conflicto.
El cambio implica también tomar la iniciativa para solucionar el conflicto, ya que ocurre lo mismo que en el ajedrez: quien toma la iniciativa tiene más oportunidades de ganar.

Violencia 
Las personas no nacen violentas, van adquiriendo conductas que pueden llegar a ser violentas, según las costumbres familiares y el medio ambiente donde crecen y se desarrollan.
¿ES POSIBLE DISMINUIR LA VIOLENCIA?
Proponemos algunas ideas, siguiendo al Dr. Roberto Mateos, en su obra Prioridad impostergable: promover los factores protectores y la resiliencia para ayudar a disminuir la violencia.
• Educar para la cooperación, para recibir y dar ayuda en distintas circunstancias, y para resolver los conflictos en forma acordada.
• Crear mecanismos educativos que eviten la desidia, la apatía, la anomia y la indiferencia ante la violencia.
• Fortalecer una educación basada en los valores humanísticos que facilite la convivencia en la adversidad.
• La única manera que las comunidades sean menos violentas es que “lo sean los ciudadanos que la integran, no sólo en sus comportamientos individuales sino en las actividades compartidas”.
Este ideal de comunidad organizada, ética y no violenta algunos autores consideran que es posible lograrla cuando está “entretejida de compromisos a largo plazo, de derechos inalienables y obligaciones irrenunciables”. (Bauman) 
Para ello en la sociedad es necesario:
• Posibilitar el desarrollo de la autoestima, la alegría, el buen trato, el respeto mutuo y la autorreflexión como formas útiles de la convivencia.
• Posibilitar las interrelaciones para una buena integración social.
• Acompañar a las personas en situaciones difíciles brindando afectividad y comprensión.

Procedimientos de resolución de conflictos.
Conocer los diversos procedimientos de resolución de conflictos es el primer paso para elegir el adecuado, o el mejor para nosotros.
Cuando las personas tienen un problema tienden a separarse, divergen.
Surgen sentimientos negativos, que pueden ir escalando como ir desde el enojo a la ira, por ejemplo. Sentimientos que muchas veces nublan nuestra razón y nos impiden reflexionar.La ira es un proceso reactivo, no es un proceso reflexivo.
Muchas veces resolvemos los conflictos tajantemente, sin dar un espacio para la reflexión. Sin embargo sabemos que esa no es una solución perdurable.
Existen procedimientos de resolución de conflictos basados en la reflexión, en la argumentación y que buscan una solución perdurable en el tiempo.
No hay posibilidades de resolver los conflictos si no hay: 
a- Margen de maniobra para resolverlo.
b- Nivel de sustento en el tiempo

Una respuesta a la violencia: la  negociación y la mediación
La negociación y  mediación, son herramientas que han trascendido por su utilidad práctica y se han hecho acompañar por toda una serie de valores que fomentan el objetivo de construir consensos desde la diferencia.
La resolución pacífica de conflictos puede favorecer los procesos de integración y cohesión social: la mejora de las relaciones humanas y la resolución pacífica de los conflictos inherentes a estas, a través del diálogo entre las personas
La sociedad del siglo XXI nos obliga a entender la educación como un proceso a lo largo de toda la vida, y eso nos insta a ubicarla como un instrumento poderoso en contra de las desigualdades y a favor de la cohesión social y la paz.
La formación de una ciudadanía critica y solidaria, más creativa y capaz de seleccionar y transformar la información en conocimiento es uno de los desafíos a los que se debe enfrentar la educación del presente y del futuro si queremos construir una sociedad cuyo objetivo fundamental es el aprender a conocer, aprender a hacer y aprender a convivir.
Destacamos al mediador como profesional con perfil propio, independientemente de la carrera u oficio de base. Y como tal, quien requiere una formación específica. 

Valores
Fomentar los valores de la paz y la colaboración, hará ciudadanos más responsables y solidarios. Asimismo es importante comprender que nuestra realidad actual está acompañada de muchos hijos de inmigrantes, con valores diferentes.
Es necesario comprender que cada cultura impregna sus propios valores y determina las relaciones sociales y comunicativas.
 
Conclusiones
Algunos pensadores creen que para poder vencer obstáculos y poder concretar nuevos modelos es siempre necesario unir lo social al compromiso, la ciencia a la conciencia y la investigación a la responsabilidad ética.
Vivir en paz es un trabajo diario. Construir la paz como todo trabajo de construcción lleva su tiempo, su esfuerzo y su proyección al futuro.
La resolución pacífica de conflictos es un  camino de paz que fortalece la posibilidad de participación activa y positiva en la construcción de la paz.
Pensamos
Que la PAZ se manifiesta como una actitud esperanzadora frente a la vida.
Que la resolución pacífica de conflictos  se puede adquirir y promover en los demás.
Que la resolución pacífica de conflictos, especialmente la negociación y la mediación previene la violencia.
Que el mediador brinda a los mediados un proceso por medio del cual cada parte se puede dialogar colaborativamente.
 
BIBLIOGRAFÍA
Curuchelar, Graciela Mediación y Resiliencia, Formación Básica, Fundación Editora Notarial, 2008, Colegio de Escribanos de la Provincia de Buenos Aires, Argentina
Mateos, Roberto Promover los factores protectores y la resiliencia para ayudar a disminuir la violencia , Ediciones Pro Infantia, Año 2, año 2004 , nº 3, La Plata, Buenos Aires, Argentina

Graciela B. Curuchelar
Abogada -Escribana – Mediadora

Tel:54  11  4665-0044     E-mail:gracielacuruchelar@hotmail.com      Cel:54  11 (15) 4426-9143
_______________________________________________________________

• Abogada (UBA- 1983).Mediadora (Fundación Libra-1995). Escribana (Colegio de Escribanos de la Provincia de Buenos Aires, 2008)
• Autora de “Mediación y Resiliencia- Formación básica”; Fundación Editora Notarial, 2008
• Mediadora del Centro de Mediación del Colegio de Escribanos de la Provincia de Buenos Aires, Sub centro Delegación Morón,(actual)
• Autora de Tecnicatura en Resolución Pacífica de Conflictos de 1854 horas, en trámite por ante la Dirección General de Escuelas de la Provincia de Buenos Aires,(actual)
• Integrante de la lista de mediadores privados de Fundación Retoño, Buenos Aires (actual)
• Fundadora de UMBRALES, Asociación Civil sin fines de lucro, dedicada a  la promoción de los derechos sociales, la resolución pacífica de conflictos y la resiliencia en niños, niñas y adolescentes en situación de extrema vulnerabilidad, San Isidro,  Pcia. De Buenos Aires (actual)
• Coordinadora del Servicio de Mediación Familiar y Escolar de Cáritas Catedral de San Isidro, Pcia e Buenos Aires (actual)
• Coordinadora del Servicio de Mediación comunitaria, familiar y escolar de UMBRALES, San Isidro, Pcia De Buenos Aires (actual)
• Miembro de CIARC, institución habilitada por el MJNyDH nº 152- Formadora de mediadores (actual)
• Docente responsable de cursos homologados de mediación y  resiliencia por el MJNyDH para  mediadores de todo el país(actual); de Mediación Escolar de la Red Federal de Educación con puntaje para docentes (2002 a 2006) y de cursos de Resolución Pacífica de Conflictos y Resiliencia de la  Secretaría de Desarrollo Social de la Municipalidad de San Isidro (1997 a 2007)

Comentarios

comments